¿Cómo afecta la obligatoriedad de fichar en el trabajo?

fichar en el trabajo

Con la nueva modificación del Estatuto de Trabajadores, la obligatoriedad de fichar en el trabajo se aplica ya a todos los sectores. ¿Cómo afecta este cambio desde el punto de vista del  trabajador o de la empresa?

El Real Decreto-ley 8/2019 de 8 de marzo de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral modificó, entre otros, los artículos 4, 12, 34 y 35 del Estatuto de los Trabajadores. Con esta reforma, que empezó a aplicarse el pasado 12 de mayo, se pretende regular las horas extraordinarias y proporcionar al trabajador una mayor protección y garantía frente a las horas extra no remuneradas.

 

Fichar en el trabajo, una regulación horaria para todos

¿Cómo controlar esta regulación?

Cada trabajador debe fichar diaria y obligatoriamente la entrada y salida de su jornada laboral para registrar las horas trabajadas con total exactitud. Esto puede hacerse por escrito en papel o en formato digital, en función de cómo se acuerde.

La finalidad de esta medida consiste en que, por una parte, se eviten prácticas abusivas respecto a los horarios. Por otra parte, también permite a las empresas tener un mayor control de la actividad laboral de sus empleados. Asimismo, con el nuevo Real Decreto-ley se eleva la infracción de horas extra impagadas a la calificación de grave.

En estos registros horarios de cada jornada se debe incluir la siguiente información: identidad de la empresa, identidad del trabajador, jornada de trabajo recogida en el contrato, especificación de las horas laborales (ordinarias, complementarias, realizadas y desglosadas por día laboral), firma del representante legal de la empresa y firma del trabajador.

 

Fichar en el trabajo: Cómo afecta a la empresa

Como obligación, la empresa debe cumplir con la siguiente mecánica:

  • Incluir en el contrato de trabajo de cada empleado su horario correspondiente.
  • Llevar un registro diario de la jornada laboral de todos sus empleados.
  • Enviar mensualmente a cada empleado, si lo solicita, la relación de todas las horas trabajadas.
  • Para hacer efectivas la remuneración de las horas extra de cada empleado, el empresario deberá informar mensualmente a los representantes de los trabajadores sobre ello. Además, la empresa está obligada a enviarles una copia de seguridad de los resúmenes del registro diario del fichaje.
  • Conservar durante cuatro años los registros de jornada laboral.

 

Los convenios colectivos podrán establecer la forma de organizar el registro de jornada y cómo acceder a él.

No cumplir el decreto-ley respecto a la obligatoriedad de fichar el trabajo supone una infracción laboral grave.

La empresa o empleador que no siga un registro del control de horario de sus trabajadores como se especifica en la normativa se enfrenta a multas de entre 626 y 6250€. Cuando ello ocurra, se entiende que la sanción depende de cada trabajador afectado por la infracción. Por tanto, en las empresas grandes podría significar sanciones importantes.

Por otra parte, como empresa debes saber que, al igual que toda la información recabada de los empleados, los datos obtenidos con el fichaje deben respetar los derechos de protección de datos y los derechos digitales, sobre todo cuando se hace en sistemas informatizados o automatizados.

Fundamentalmente, estos derechos digitales recogen principios de: confidencialidad, desconexión digital (para fijar un marco horario) y el derecho a la intimidad frente a la geolocalización. Este último solo será excluyente en los supuestos reconocidos por el artículo 20.3 del Estatuto de Trabajadores, siempre y cuando se informe a los empleados de estos métodos.

Fichar en el trabajo: Cómo afecta al empleado

Uno de los objetivos de contabilizar (y registrar) las horas reales de cada empleado es que sea posible que algunas personas perciban mayor retribución.

No obstante, hay que tener en cuenta algunas excepciones, que acompañan al tipo de trabajo del que se trate. Por ejemplo, para aquellos profesionales que, al no contar con un espacio de trabajo específico, no tienen un horario fijo. Es el caso de los profesionales del sector transporte o los comerciales. En esta circunstancia, cada compañía, junto con los representantes de los trabajadores, debe encontrar la mejor manera de adaptar ese registro horario a las condiciones de cada empleado.

Aunque este hábito de fichar en el trabajo es algo que ya se venía haciendo, sobre todo para los trabajadores a tiempo parcial y en empresas grandes, ahora es obligatorio para todo tipo de trabajadores. También lo es para cualquier tipo de actividad económica, así como para los empleados de jornada completa y para aquellos  que cuentan con flexibilidad horaria.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *