• ¿Cómo combatir el estrés laboral?

    Actualmente se reconoce que el estrés laboral o burn-outes es uno de los principales problemas para los trabajadores y el buen funcionamiento de las entidades para las que trabajan.

    Esta patología se define como un estado de tensión física y psicológica que se caracteriza por altos niveles de ansiedad y angustia, con la frecuente sensación de no poder hacer frente a la situación.

    El agotamiento profesional se encuentra entre los problemas que más dificultades plantea en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo. Sus efectos pueden ser perjudiciales y dañinos para la salud física y emocional.

    Las dificultades para hacer frente o mantener bajo control las exigencias en el trabajo conllevan la aparición del estrés laboral. Esta es una realidad que sufre el 59% de los trabajadores españoles, según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Además, trabajar bajo estrés merma la productividad y la calidad de vida de quienes lo padecen.

    Según señala la Asociación Americana de Psicología, las fuentes más comunes de estrés laboral son los sueldos bajos, la sobrecarga laboral, las pocas oportunidades de promoción, la carencia de apoyo social o no tener control sobre las decisiones de trabajo, entre muchas otras.

    Causas del estrés laboral

    El estrés relacionado con el trabajo no aparece de la noche a la mañana. Es un estado que progresa con el tiempo y puede estar causado por diferentes factores entre los que se destacan una mala organización del trabajo, los excesos de exigencias y presiones o la dificultad para controlarlas. En definitiva, el estrés laboral es el resultado de un proceso complejo en el que participan el trabajador, su entorno laboral y la relación entre ambos.

    Los factores que contribuyen a la aparición del estrés laboral son los siguientes:

    • Características de la persona.
    • Variables de la organización del trabajo.
    • Relaciones sociales en el lugar de trabajo.

    Aunque la vida fuera del mundo laboral también puede influir, sin embargo, el síndrome de agotamiento profesional se forma, por lo general en un entorno de estrés compartido por varios, entre empleados y jefes.

    Recomendaciones para sobrellevar y combatir el estrés

    Existen muchas costumbres que se pueden adquirir para manejar el estrés relacionado con el trabajo:

    • El ejercicio es un gran liberador de estrés: El yoga puede resultar beneficioso para combatir esta patología. Además, mantener una dieta equilibrada es importante para gestionar el estrés.
    • Mantener el orden en el lugar de trabajo. La organización del trabajo permitirá finalizar a tiempo cualquier proyecto.
    • Establecer límites: Entre trabajo y vida personal.
    • Establecer prioridades: Es necesario ordenar de forma clara las actividades pendientes dependiendo de su prioridad.
    • Desconectar: Para evitar los efectos negativos del estrés crónico y el cansancio laboral es necesario descansar “desconectando” de la actividad laboral cuando no se está trabajando. También es más productivo realizar pequeños descansos entre horas de tres minutos.
    • El conocimiento es poder: Esto permitirá el uso de herramientas con las que pueden reducir el tiempo de trabajo a la mitad.
    • Dormir 8 horas al día: Permitirá recuperar y renovar la energía necesaria para hacer frente a la jornada laboral.
    • Periodo de vacaciones:Es fundamental que los trabajadores disfruten de periódicos de descanso que les permitan desconectar completamente del trabajo y evitar que factores de distracción como el móvil o el ordenador portátil influyan negativamente ese tiempo.

    Aunque haya cosas que no se pueden cambiar en las condiciones de trabajo, se puede cambiar la forma de enfrentarse a ellas.

    Post Tagged with

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook