• Dirección de empresas y gestión de personal

    Cualquier empresa requiere la puesta en marcha de una dirección, de su estructura y de una gestión del personal. El asesoramiento a una empresa ha de ser entendido, según expone el autor Domingo Ribeiro en su libro “Asesoramiento en dirección de empresas: la consultoría”, como una estrategia para incorporar conocimientos especializados que favorezcan el nivel de formación de los empresarios, directivos y de toda la estructura de personal, optimizando la gestión interna de la organización, la adopción de estrategias adecuadas para afrontar al entorno.

    La dirección de empresas va encaminada a entender el funcionamiento interno de la empresa, sus relaciones con el entorno y las consecuencias de ese funcionamiento en el éxito empresarial.

    La Association of Management ConsultingFirms (ACME) define el asesoramiento a la dirección de una empresa como “El servicio ofrecido por personas independientes y profesionales, o por un grupo organizado como compañía, que ayudan a los administradores de las empresas a analizar y diagnosticar problemas operacionales y de gestión”.

    La dirección de empresas tiene como objetivo mejorar la eficiencia y la eficacia en las organizaciones y empresas, identificando los problemas de dirección, analizarlos, recomendar soluciones que ayuden a alcanzar sus objetivos globales. Por este motivo, se estudian y analizan cuales pueden ser los determinantes para que la compañía alcance el éxito y se preocupa de todos los elementos que pueden ayudarla.

    Por esta razón, una de las partes que ayudará a la consecución de esas metas es la gestión de personal. Esta parte de la organización empresarial ha ido evolucionando desde el modelo tradicional, basado en el control y la consideración de los trabajadores como un coste a minimizar, hasta un modelo más humanista que busca su optimización, teniendo en cuenta las metas personales y las de la organización, quien se encargará de gestionar, analizar, desarrollar y potenciar las actitudes, talentos y habilidades de los miembros que conforman el equipo humano de una organización empresarial, promoviendo el desempeño eficiente del personal que compone una estructura.

    Para llevar a cabo esta tarea es necesaria la definición de la estrategia y planificación del equipo humano que compone la empresa, la organización y diseño de los puestos de trabajo, implantación y desarrollo de las políticas que se van a llevar a cabo en esta área para establecer el modelo de relaciones laborales que se desea implantar en la empresa y la gestión administrativa de personal.

    En definitiva, la dirección de empresas es una función concreta del proceso administrativo dedicada al liderazgo y motivación del grupo humano que encargará de conquistar a los mejores trabajadores y mantenerlos a ellos y al resto de miembros de la organización en un ambiente de trabajo armonioso y positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook