• ¿En qué consiste la conciliación laboral, personal y familiar?

     

    La jornada laboral de los españoles está regulada por el Estatuto de los Trabajadores y establece una jornada legal máxima no superior a 40 horas semanales, 8 horas diarias, de trabajo efectivo de promedio en el cómputo anual.

    Según un informe publicado por el Instituto de Política Familiar (IPF) en diciembre de 2015, la conciliación laboral y familiar en España es cada vez “más defectuosa” debido a la incorporación al alargamiento de los horarios laborales. Además, según datos publicados por la OCDE, España trabaja una media de 1.689 horas al año, muy por encima de Alemania, Holanda o Dinamarca. La conciliación continúa siendo la gran asignatura pendiente en la sociedad del siglo XXI.

    Sin embargo, hoy en día, son más las empresas españolas que, con el objeto de motivar y retener el talento, están teniendo más interés en fomentar políticas que ayuden a conciliar la vida personal, familiar y laboral de sus empleados, no solo con el fin de cumplir la legislación sino con el fin de atraer más productividad y resultados.

    Niveles de políticas de conciliación laboral

    Actualmente, existen tres niveles de políticas de conciliación en las empresas de la península ibérica:

    • Nivel mínimo o legal

    Empresas que contemplan las medidas obligadas por la legislación vigente como el permiso de lactancia, las vacaciones o la reducción de jornada para cuidado de hijos y familiares.

    • Nivel medio o ascendente

    En este nivel se incorporan una serie de mejoras a los mínimos legales a los del nivel anterior, ampliando permisos retribuidos o mejorando excedencias. Además, contemplan la posibilidad de ampliar la flexibilidad de horarios o el trabajo desde casa.

    • Nivel máximo o conciliador

    Dentro de estas empresas esta instaurada la idea o filosofía empresarial que las políticas conciliadoras son la clave de la productividad de su personal. Existen amplias posibilidades del teletrabajo y de flexibilidad horaria,

    Varios estudios elaborados por la Universitat Oberta de Catalunya afirman que la conciliación ayuda a mejorar el clima de trabajo, aumenta la productividad y la competitividad. La conciliación es una responsabilidad compartida, de las Administraciones públicas o empresas, de las personas y de la Sociedad en su conjunto.

    Los trabajadores de una determinada empresa deben estar preparados para seguir la dinámica del mercado y la empresa, por su lado, debe desarrollar su capacidad para adaptarse y convertirse en gestor de cambio. En la actualidad, para que una compañía evolucione de forma competitiva, es necesario que ofrezca un entorno que permita involucrar y considerar al empleado ayudándole a alcanzar una satisfacción personal y profesional.

    Post Tagged with

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook