¿Es importante la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas?

responsabilidad social corporativa

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es la forma en la que contribuye una empresa de forma positiva para mejorar su entorno, tanto en sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente y sociedad en general.

Esta Responsabilidad se adquiere de forma voluntaria incorporando prácticas y procedimientos laborales, así como políticas sociales y medioambientales encaminados a trabajar en el respeto por los derechos humanos y a tomar medidas para reducir el impacto medioambiental de su actividad.

Por tanto, ¿es importante incorporar la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas? Sin ninguna duda, sí.

¿Por qué es importante incorporar la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas?

La Responsabilidad Social Corporativa se ha convertido en una importante baza para mejorar la imagen de la marca en cuanto al compromiso que tienen con la sociedad. Es, por tanto, un valor añadido con respecto a otras empresas de la competencia.

Este hecho no solo afecta a la rentabilidad de la empresa sino también a todos los grupos de interés que les rodean, como por ejemplo los proveedores, clientes, inversores y ciudades en las que la marca en cuestión opera.

La Responsabilidad Social Corporativa va bastante ligada a la reputación de la empresa y es que, la reputación depende casi en su mayoría de su compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa y de la conciencia que tengan de ello los grupos de interés. Por tanto, cuando te preguntes por qué es importante la Responsabilidad Social Corporativa, sé consciente que los consumidores se sienten a gusto comprando productos de empresas que están preocupadas por el entorno.

¿Cómo incorporar la Responsabilidad Social Corporativa en una empresa?

La manera de incorporar la Responsabilidad Social Corporativa es muy variada, ya que dependiendo del sector en el que nos movamos y del tamaño de la empresa elegiremos lo que mejor se acople a nosotros.

Hay opciones realmente económicas y que se pueden implementar en cualquier tipo de empresa, por ejemplo, poner en práctica acciones para fomentar hábitos de vida saludables para los trabajadores. De esta manera se genera un ambiente de trabajo sano y más feliz. Esto se puede implementar, por ejemplo, con un servicio de fisioterapeuta en la oficina, así como actividades de relajación o cuidados de la forma física.

Esto, en definitiva, además de mejorar las condiciones de trabajo, consigue que los empleados estén más motivados.

Otra manera de incorporar la Responsabilidad Social Corporativa sería con programas de donaciones a organizaciones sin fines de lucro. Un ingreso que, sin duda, les permite a estas organizaciones a planear mejor sus actividades.

En resumen, la Responsabilidad Social Corporativa se puede poner en práctica tanto en el ámbito interior de una empresa como en el exterior mediante políticas que afecten de manera positiva a parte de su entorno como sobre sus clientes, empleados, accionistas, comunidades locales, medioambiente o sobre la sociedad en general.

 

Si tienes alguna duda sobre cómo implementar la Responsabilidad Social Corporativa en tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *