• Soluciones judiciales: Sanciones

    Es posible a un trabajador a lo largo de su vida laboral reciba alguna sanción por parte de la empresa en la que trabaja, ya sea por incumpliendo de sus obligaciones o como camino para un futuro despido disciplinario.

    Las faltas y sanciones que existen se incluyen en el artículo 58 del Estatuto de los Trabajadores, la cual indica que todo dependerá de la empresa y del tipo de sanción que se imponga al trabajador en relación con el grado de la falta cometida: Leve, grave o muy grave; de acuerdo a la graduación de las faltas y el convenio colectivo aplicable a determinado sector.

    El empleado no podrá ser sancionado dos veces por la misma falta, pero sí tantas veces como faltas cometidas. Además, en ningún caso podrán imponerse sanciones que supongan el pago de una multa económica o que reduzca las jornadas de descanso o vacacionales del trabajador.

    Normalmente, requerirán de una comunicación escrita al trabajador donde se describan los hechos, cuando han sucedido, las conductas que se han infringido y la sanción que se impone en función del Convenio Colectivo por el que rija la empresa

    Un Convenio Colectivo expone que las sanciones que se imponen normalmente son las siguientes:

    • Amonestación
    • Suspensión de empleo y sueldo
    • El despido disciplinario

    En definitiva, la negociación colectiva será la encargada de desarrollar y recoger los comportamiento de los trabajadores que acarrean sanción, concretando el régimen de faltas y sanciones aplicables según lo expuesto en el Estatuto de los Trabajadores.

    ¿Qué puede hacer el trabajador sino esta conforme?

    Si un trabajador no está de acuerdo con la sanción impuesta, podrá impugnarla ante la jurisdicción laboral en el plazo de 20 días hábiles de la recepción de la comunicación escrita. El plazo se interrumpirá por la presentación obligatorio de la papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, según el Convenio Colectivo. Y en caso de no llegar a un acuerdo, será necesario presentar una demanda ante los Juzgados de lo Social, para que un juez decida.

    Rico–Beltrán, Asesores de Empresa, S.L le ofrece ayuda y consejo sobre la conveniencia de iniciar las correspondientes acciones legales si se encuentra en esta situación. Contacte con nosotros y le ayudaremos.

    Post Tagged with

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook