• Tipos de despidos: ¿En qué consiste cada uno?

    Enfrentarse ante un despido de un puesto de trabajo en una empresa siempre es una situación complicada y en algunas ocasiones difícil de llevar.

    En España existen diversos tipos de despidos, dependiendo de las causas por las cuales de produzcan. A continuación, explicamos cada uno de ellos:

    Despido objetivo

    Los motivos que justifican este tipo de despido son ajenos al trabajador. En este tipo de despido, el trabajador no es culpable ni comete un incumplimiento de su despido.

    • En este tipo de despido la indemnización que corresponde al empleado es de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.
    • Es necesario comunicar al trabajador, por escrito, el despido comunicando su causa. Para extinguir el contrato se consideran las siguientes causas objetivas: La ineptitud sobrevenida del trabajador, cuando el trabajador no consiga adaptarse a las modificaciones o innovaciones introducidas en su puesto de trabajo, por motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción; y por la falta de asistencia o ausencias en el puesto de trabajo de forma reiterada, aunque sean justificadas si alcanzan el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos.
    • El preaviso del despido objetivo debe ser de 15 días, contados desde la entrega de la comunicación hasta la extinción del contrato laboral.

    Despido disciplinario

    Este tipo de despido es de carácter individual y se produce cuando el contrato con un empleado se extingue alegando su incumplimiento grave y culpable del mismo, ya sea por mala actitud hacia el trabajo o los compañeros.

    El despido disciplinario debe comunicarse por escrito al trabajador especificando sus motivos y la fecha de extinción del contrato.

    Las causas del despido disciplinario son las siguientes:

    • Impuntualidad o faltas de asistencia.
    • Desobediencia o indisciplina.
    • Ofensas verbales o físicas.
    • El abuso de confianza o transgresión de la buena fe contractual.
    • La toxicomanía o la embriaguez habitual en el trabajador.

    Despido colectivo

    El despido colectivo afecta a un porcentaje de una plantilla de trabajadores, el cual variará dependiendo de la normativa vigente y en función del número de empleados que tenga la empresa.

    Sus causas suelen ser económicas, productivas, tecnológicas u organizativas. Se considera despido objetivo si, en un plazo de 90 días, afecta a:

    • Diez trabajadores, en las empresas de menos de cien trabajadores.
    • Al 10% del número de trabajadores que posea la empresa cuando esta cuente con una plantilla de entre cien y trescientos trabajadores.
    • Treinta trabajadores cuando la empresa tenga trescientos o más trabajadores.
    • Cuando la plantilla de la empresa sea superior a cinco y se despida a todos los trabajadores por la cesación total de la actividad de la empresa.

    ¿Qué sucede si no está de acuerdo con su despido?

    En esta situación, tiene derecho a presentar una demanda en el Juzgado de lo Social, en un plazo de 20 días hábiles, para reclamar. A continuación, el Juez puede calificar el despido como:

    • Despido procedente

    Es aquel en el que se ha cumplido con la normativa establecida y las causas que motivaron el despido estén debidamente justificada. Por lo tanto, el contrato con el trabajador se extingue sin que se produzca ningún tipo de indemnización si el despido era disciplinario  y con la indemnización de 20 días de salario por año trabajado con un tope de doce mensualidades si se trataba de un despido objetivo.

    • Despido improcedente

    Este tipo de despido es aquel que no cumple los requisitos formales que establece la ley. Como consecuencia de esto, el empleado tiene que ser, a opción de la empresa, salvo que sea un representante de los trabajadores,  readmitido en su puesto o bien recibir una indemnización.

    La indemnización, tras la reforma laboral de febrero de 2012 a través del Real Decreto – Ley 3/2012, de 10 de febrero; se calculará en base a 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha de entrada en vigor y a razón de 33 días de salarios por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios.

    En definitiva, el importe indemnizatorio final no podrá ser superior a 720 días de salario.

    • Despido Nulo

    Un despido se declara de esta forma cuando el motivo del despido tiene que ver con discriminaciones prohibidas por la Constitución o en la Ley, o se están violando los derechos fundamentales del trabajador.

    Como consecuencia de esto, la declaración de este despido supone la readmisión inmediata del trabajador y el pago de los salarios correspondientes al período en los que el empleado no ha trabajado.

    Post Tagged with

One Responseso far.

  1. […] experiencia profesional, tiempo e instrumentos. Además, no tienen protección contra el despido improcedente, no tienen derecho a pagos por despido, no tienen derecho a vacaciones pagadas y no tienen derecho […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook