Vacaciones de verano: cómo fijarlas correctamente

vacaciones de verano

Uno de los derechos regulados de los trabajadores es el referente a las vacaciones de verano. Sin embargo, no por ello surgen menos disputas o incertidumbres a la hora de escogerlas, tanto por parte de los empleados como por la parte que incumbe a los empleadores. ¿Qué debemos tener en cuenta para escogerlas correctamente y olvidarnos de los problemas?

El reparto de las vacaciones de verano entre los trabajadores debe regirse por una serie de normas, pero también es conveniente ofrecer una determinada flexibilidad para poder adaptarnos a las necesidades de cada empleado.

Claves para fijar las vacaciones de verano para los trabajadores

Las vacaciones siempre son merecidas y se pueden disfrutar a lo largo de todo el año, siempre y cuando se ajusten a los límites establecidos por el Estatuto de Trabajadores.

El artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores es el que regula el derecho a las vacaciones de verano, estableciendo las respectivas condiciones.

Consideraciones generales de las vacaciones de verano

¿Qué debemos tener en cuenta para fijar las vacaciones para cada trabajador?

  • Fechas para las vacaciones de verano:

Lo primero que debemos tener más claro en este sentido es que el empresario debe comunicar al trabajador las fechas del disfrute de las vacaciones con dos meses de antelación para poder planificarlas adecuadamente. Esta fecha podrá ser de un plazo superior si el Convenio Colectivo del trabajador así lo determina. No obstante, es habitual que a principios de año se informe del calendario laboral por el que se rige la empresa.

De esta manera, cada trabajador puede tener una idea aproximada de qué días podría aprovechar para sus vacaciones o días libres.

Por otra parte, el periodo de vacaciones no se podrá iniciar en día festivo o inhábil, puesto que los días que no sean laborales no se computarán como tiempo de descanso.

  • Determina un medio para fijar las vacaciones:

Al margen del tiempo estipulado para comunicar los días de vacaciones que pueden elegir los trabajadores, es conveniente acordar un procedimiento de solicitud de vacaciones. Este suele aparecer recogido en el Reglamento de la empresa, aunque se puede informar mediante otros medios. Lo adecuado es que las vacaciones se otorguen por escrito para evitar posibles malentendidos.

Los días de vacaciones se fijarán por acuerdo entre el empresario y el trabajador de acuerdo al calendario que establezca la empresa.

  • La duración media de las vacaciones:

El Estatuto de Trabajadores determina que cualquier trabajador tiene derecho a 30 días naturales o a 22 días laborales de vacaciones. Estas pueden ser repartidas al año, habiendo trabajado del 1 de enero al 31 de diciembre. Aunque las vacaciones anuales se pueden disfrutar en periodos diferentes, uno de ellos debe abarcar un periodo mínimo de dos semanas.

  • Vacaciones retribuidas sí, sustituidas no

Otra cuestión es que las vacaciones deben ser disfrutadas, no pudiendo ser sustituidas económicamente (salvo si el contrato ya ha finalizado).

Respecto al sueldo, este deberá ser el mismo en concepto de salario ordinario.

Por último, recuerda que uno de los errores más habituales entre las empresas es el de abusar de una excesiva rigidez al establecer el periodo de vacaciones de verano. La falta de organización, una comunicación escasa o el desconocimiento sobre determinados temas pueden provocar malestar y tirantez en la plantilla.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *